Noticias recientes
⇒ Piden a la población aislarse si presenta síntomas de COVID y no esperar hasta hacerse una prueba⇒ Autoridades no bajan la guardia contra el COVID y activan acciones sanitarias en lugares públicos ⇒ Dirigen coloquio virtual a estudiantes en educación ⇒ Enfrenta proceso penal por lesiones y daño en la propiedad⇒ Hoy tenemos en nuestras manos el presente y futuro de Hidalgo: Julio Menchaca ⇒ Busca Hidalgo nuevas oportunidades comerciales de inversión con Canadá y EUA aprovechando el TMEC⇒ Reportan diputados alto índice en el abandono de escuela⇒ Validaron spots de los partidos Morena y PAN en las precampañas de Hidalgo ⇒ Desarrolla Secretaría de Salud investigaciones científicas sobre el virus SARS COV2⇒ Lamenta Carolina Viggiano que con la cuarta transformación las mujeres hidalguenses se hayan visto en el abandono⇒ Morenistas Romperán 90 Años de Priismo⇒ Llama el INE a ciudadanos para que notifiquen su cambio de domicilio y voten en casilla mas cercana
Ejercicio senatorial inédito y contundente: los “fantasmas” de mujeres asesinadas
Sección: Nacional
Fecha de publicación: 26 de Noviembre de 2021

VICENTE BELLO.- En un ejercicio oratorio inédito, el Senado mexicano evocó ayer la muerte violentísima de múltiples mujeres, cuando diversos senadores –la mayoría, mujeres- asumieron desde la primera persona el relato imaginario de estas mujeres cuando fueron asesinadas. El pleno conmemoraba el Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra las Mujeres.
La primera en dar voz a las mujeres asesinadas fue Olga Sánchez Cordero, quien desde la tribuna, dijo:
“Soy Mariana Lima Buendía, tengo 29 años, soy pasante de Derecho y también me dedico al hogar. El 28 de junio del 2010 encontraron mi cuerpo en el domicilio que habito con mi esposo Julio César Hernández Ballinas, en Chimalhuacán, estado de México.
“Él es policía ministerial; y la versión de mi marido es que me encontró colgada de una armella e intentó reanimarme para después llamar el Ministerio Público donde él prestaba sus servicios”.
Continuó la senadora Kenia López Rabadán: “Gracias a mi madre y al acompañamiento de organizaciones civiles, mi caso fue llevado a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, y el 25 de marzo de 2015 se emitió la sentencia a mí favor y a favor de mi madre, la señora Irinea Buendía, que tuvo como resultado la detención de Julio César, y sentó las bases para que deban investigarse las muertes violentas de mujeres en México”.
La senadora Alejandra del Carmen León Gastélum: “Soy Fátima Aldrighett Antón, tengo siete años, el 11 de febrero del 2020 fui a la escuela como un día normal, sin saber que no regresaría a mi casa.
“Fui sustraída por una señora al salir de mi escuela, cinco días después encontraron mi cuerpo desnudo en una bolsa de plástico, en la Alcaldía Tlalpan de la Ciudad de México; mis feminicidas se encuentran detenidos: la mujer responsable de sustraerme y su pareja, quien abusó sexualmente de mí”.
La senadora María Guadalupe Covarrubias Cervantes: “Soy Maricruz Zaragoza Zamora, una mujer indígena, zapoteca y madre de tres hijos. El pasado 13 de marzo fui a una localidad vecina que queda a cinco kilómetros de mi comunidad, localizada en el municipio Santa María Guienagati, en Oaxaca; ese día decidí regresar caminando a mi casa; un día después mi cuerpo fue encontrado semidesnudo entre las montañas.
“Debido a la saña con la que fui asesinada, solo pude ser reconocida por una cadena y una pulsera que llevaba puesta, mi feminicidio sigue impune”.
El senador Julen Rementería del Puerto: “Soy Graciela Cifuentes Gómez, catedrática en la UNAM. El 15 de marzo del 2018 encontraron en mi domicilio mi cuerpo calcinado junto con el de mi hija Sol Cifuentes. Ese día nuestro automóvil fue robado y localizado días después, gracias a ello se pudo determinar que nuestro asesino fue Allan, la expareja sentimental de mi hija, con quien decidió terminar la relación, lo que motivó a asesinarnos y a incendiar nuestra casa para borrar cualquier indicio”.
La senadora Indira Kempis Martínez: “Me llamo Nadia Alejandra Muciño Márquez, tenía 23 años y vivía en el municipio de Cuautitlán, Izcalli en el estado de México. Mi cuerpo fue encontrado el 12 de febrero en 2004, en mi casa, con un cordón al cuello, mis hijos de cinco, cuatro y dos años estuvieron presentes durante el asesinato y testificaron que fui asesinada por su padre y su tío.
“Mi feminicidio fue catalogado como suicidio y fue gracias a la lucha de mi madre Antonia, que nueve años después fue reclasificado como feminicidio”.
La senadora Verónica Noemí Camino Farjat: “En marzo del 2005 se emitieron órdenes de aprehensión para mi esposo y su hermano, el primero se encontraba en paradero desconocido y su hermano Isidro fue detenido y juzgado por asesinato; lo declararon culpable, condenado a 42 años y 6 meses de prisión, apeló la decisión y salió libre en 2010.
“Por la inacción de las autoridades gubernamentales mi caso se encuentra en la Corte Interamericana de Derechos Humanos”.
La senadora Eunice Renata Romo Molina: “Soy Jaqueline N. maestra de la Prepa 5 de la Universidad Autónoma del Estado de México; durante la pandemia, mientras impartía clases virtuales fui insultada y agredida por mi esposo Octavio Alfonso N.
“Todas mis alumnas y alumnos escucharon la agresión. El motivo: tomé prestada su computadora para poder realizar mi trabajo. Lo denuncié por violencia familiar y elementos de la Fiscalía del estado de México cumplieron la orden de aprehensión. Gracias a todas mis alumnas y mujeres que me han acompañado en este duro proceso”.
El senador Miguel Ángel Mancera Espinosa: “Soy Pamela Gallardo Volante, tengo 23 años y fui vista por última vez el 5 de noviembre del 2017 en el Festival Soul Tech”. .
La senadora Bertha Alicia Caraveo Camarena: “Soy Roberta Citlali, a mis 13 años era severamente golpeada por mi abuela y mi tío, mi mamá me abandonó con ellos desde muy niña. Un día los vecinos tuvieron que llamar a las autoridades para que me rescatarán, ingresé a un refugio para víctimas y días después decidí acabar con mi sufrimiento y me quité la vida en la regadera del cuarto donde estaba.
“La senadora Blanca Estela Piña Gudiño: “Soy Alicia Díaz, me conocen como Tita, una joven activista transgénero de 25 años; el 31 de octubre del 2021 mi madre reportó mi desaparición; tres días después encontraron mi cuerpo con un golpe en la cabeza y degollado al interior de mi domicilio en Ensenada, Baja California. Mi crimen, sigue impune.
Aquel desfile macabro, de fantasmas insepultos requirientes de justicia, seguía. (Continuará)

CONTACTO


7189918   /   7189919
cambio21politica@yahoo.con.mx   /   cambio21agricolas@yahoo.con.mx

Síguenos en nuestas redes sociales.
Cambio21 Información Vespertina del Tercer Milenio. © 2015