Noticias recientes
⇒ Supervisan avance de la construcción del nuevo Hospital General de Zona, en Pachuca⇒ Ganaron viaje a Cancún dos nuevos matrimonios en Mineral de la Reforma ⇒ Unieron su vida legalmente 200 parejas en la Campaña de Matrimonios Colectivos 2019⇒ Alcalde de Huichapan participó en la Reunión de COPLADER de la Macrorregión V Occidente⇒ Demandan la expulsión definitiva de Arturo Aparicio ⇒ Clausuran Distribuidora de Prefabricados por no cumplir con normas ambientales⇒ Las enormes similitudes del México invadido por gringos y franceses y la Venezuela actual, incluidos los traidores⇒ Asentamientos humanos formará parte de la iniciativa de ley Desarrollo Metropolitano para el Valle de México⇒ Fomentan la capacitación permanente para enfrentar el cáncer infantil ⇒ Presentan festival DANGO como otro atractivo turístico para Tula⇒ Temperatura elevada y rachas de viento pronostican para Hidalgo⇒ Creció un 16% la generación de nuevos empleos formales en Hidalgo
Morderse la uñas es llevarse bacterias a la boca
Sección: Salud
Fecha de publicación: 03 de Diciembre de 2018

Muchas personas tienen el hábito de morderse las uñas, además de ser un problema de estética, es malo para la salud de quien lo hace, ya que especialistas del ISSSTE en Hidalgo dieron a conocer que más allá de un mal hábito, es llevar bacterias a la boca que causan enfermedades.
Este hábito compulsivo es llamado “onicofagia”, que provoca múltiples lesiones físicas, tales como problemas en los dientes, deformaciones de la cutícula, formación de verrugas, infecciones y afectación por hongos o bacterias (las más comunes son la Salmonella y la E. Coli) e incluso la elevación de los bordes laterales del dedo, que puede hasta provocar la pérdida de toda la uña.
Especialistas del Instituto, señalaron que existen diversos motivos que hacen que un individuo presente ese tipo de conductas, principalmente para calmar la ansiedad, nervios, angustia, estrés, o personas que padecen de frustración, rabia, baja autoestima, timidez o estados obsesivos. Puede acarrearnos desajustes emocionales y sentimientos de auto reprobación al no poder controlarnos, lo que puede generar en un sentimiento de culpa y, por ende, más ansiedad.
Aunque este tipo de conductas se pueden presentar en la niñez o adolescencia, muchas veces en la vida adulta, ese tipo de comportamientos se agudizan hasta llegar a un conducta compulsiva de acuerdo a psicólogos del ISSSTE, que además informan que pueden venir junto a otro tipo de trastorno psicológico.
Advirtieron que atrás de unas uñas mordidas puede haber una persona que tenga desajustes familiares, sufra de maltrato, humillaciones o baja autoestima, por ello la importancia de pedir ayuda profesional a tiempo y empezar hacer esos cambios de manera individual, porque las manos son el reflejo de la salud y de la seguridad de cada persona.

CONTACTO


7189918   /   7189919
cambio21politica@yahoo.con.mx   /   cambio21agricolas@yahoo.con.mx

Síguenos en nuestas redes sociales.
Cambio21 Información Vespertina del Tercer Milenio. © 2015